Sin Armenta, se acabó la rabia en Morena

Una fuente muy cercana al magistrado Reyes Mondragón le reveló a este reportero que además de que la hija del candidato del PAN en Puebla es trabajadora suya, Cárdenas Sánchez pugnó por él togado para que el ITAM lo inscribiera en su grupo de investigadores

Historias de un Joven ReporteroOpiniónPlumas incorrectas

Written by:

Historias de un joven reportero

Por: Gerardo Ruiz / @GerardoRuizInc

El último clavo al ataúd de la carrera política de Alejandro Armenta se colocó este fin de semana al fracasar la conspiración que su nuevo padrino político Ricardo Monreal (el primero es Mario Marín, quien vive sus últimos días en libertad) emprendió en contra de Luis Miguel en el pleno del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

La sesión del pasado viernes de la Sala Superior del TEPJF en la que se ratificó la candidatura de Barbosa Huerta confirmó dos cosas que ya todos conocíamos: Monreal operó en el Tribunal Federal a favor de Rafael Moreno Valle el pasado 8 de diciembre para que, a pesar de todas las pruebas del Fraude Electoral, se confirmara el triunfo de Martha Erika Alonso; y que el ex delegado de la Cuauhtémoc no le gana una a Yeidckol Polevnsy.

Lo que es cierto es que Armenta Mier se quedó a un solo voto de que el proceso de designación del candidato de Morena en Puebla tuviera que reponerse, pero el conocido como “El Rafita de Acatzingo” vio dilapidarse todas sus esperanzas de aparecer en las boletas de la extraordinaria cuando el voto de calidad del presidente del TEPJF Alfredo Fuentes declaró como no procedente su impugnación contra Barbosa.

¿Por qué Monreal y Armenta estuvieron tan cerca de tumbar la candidatura de Barbosa?

Porque los magistrados Janine Otálora, Reyes Rodríguez Mondragón e Indalfer Infante hicieron hasta lo imposible, como ya lo habían hecho cinco meses antes con su triunfo legítimo en las urnas en la pasada elección, por arrebatarle a Luis Miguel Barbosa.

Las posturas de la última sesión de la Sala Superior del TEPJF de Otálora Malassis y de Infante Gonzáles no sorprendieron a nadie, ya que ambos magistrados terminaron con sus cuentas llenas con millones de pesos tras proteger a Alonso Hidalgo, sin embargo, la férrea embestida de Rodríguez Mondragón contra Barbosa no pasó desapercibida.

Y es que el magistrado Reyes Mondragón, quien también fue uno de los protectores de los Moreno Valle, era el principal impulsor para que la candidatura de Luis Miguel quedara suspendida para cumplir con su alianza con Ricardo Monreal y para hacerle de plomero, otra vez, de Enrique Cárdenas.

Una fuente muy cercana al magistrado federal le reveló a este reportero que además de que la hija del candidato del PAN en Puebla es trabajadora suya, Cárdenas Sánchez pugnó por él togado para que el ITAM lo inscribiera en su grupo de investigadores.

Los nexos de Reyes Mondragón y Enrique Cárdenas están a la vista de todos y aun así, el magistrado participó en las dos impugnaciones contra las candidaturas del PAN y Morena en el estado.

La desfachatez del magistrado es inaudita.

Es por eso que Reyes Mondragón se desvivió en argumentos irreales para descarrilar, sin ningún éxito, a Barbosa Huerta.

Pero esta vez no hubo millones de pesos que alcanzaran para agraviar al que se perfila como el próximo gobernador de Puebla.

Así, Alejandro Armenta y Ricardo Monreal volvieron a ser humillados por Miguel Barbosa y Yeidckol Polevnsy.

Y cómo dice el dicho: muerto el perro, se acabó la rabia.

Sin Armenta comploteando y planeado muertes, la rabia en Morena en el estado, al fin, terminó.

Fin de semana negro para Alejandro: su padre putativo, Mario Marín, a punto de dormir en el Penal de San Miguel, y sobajado, de nueva cuenta, por Barbosa.

El “Rafita de Acatzingo” ya no ve la suya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *