Una buena noticia para el deporte en Puebla

Un grupo de empresarios, cercanos al gobernador Tony Gali, están en la última etapa para la creación de los Artilleros de Puebla, equipo que estaría participando en la LFA y que tendría como casa el Estadio Zaragoza, aunque aún se desconoce la posible casa

Historias de un Joven ReporteroOpiniónPlumas incorrectas

Written by:

Historias de un joven reportero

Por: Staff El Incorrecto / @elincorrectomx

El deporte profesional en el estado representado por dos equipos de fútbol, el Club Puebla y los Lobos BUAP, y uno de baseball, Los Pericos, han entregado resultados mediocres para los aficionados poblanos al balompié y al rey de los deportes.

A diferencia de lo que ocurre a nivel universitario y semiprofesional en donde los atletas y las escuadras de Puebla entregan resultados buenos como el caso de los Aztecas UDLAP, las Aguilas de la UPAEP o los Borregos del Tec de Monterrey, los equipos profesionales de la entidad siempre están lejos de los contendientes.

En la última década, los “mejores” resultados fueron entregados por Los Pericos con un par de campeonatos de la Zona Sur y uno más de la LMB, nada más.

El caso del fútbol profesional, al que la mayoría de poblanos son fanáticos, es más dramático, pues entre La Franja y Los Lobos, pues los logros de ambas escuadras se resumen a una liguilla, una Copa MX y un ascenso a la Liga MX.

Desafortunadamente, cuando se habla del Puebla o de los Lobos BUAP es por sus problemas legales o extracancha. Los aficionados camoteros ya se acostumbraron a que su equipo navegue entre la media tabla, de las peleas por los derechos del equipo y del sospechosismo que generan sus nuevos dueños y las personas que están detrás de ellos.

En tanto, la situación de los Lobos BUAP es más irrisoria, pues el equipo recién ascendido a la primera división del fútbol profesional en México está a las puertas de un segundo descenso consecutivo y no sólo eso, ahora también en problemas legales por las ambiciones descontroladas del rector de la Benemérita de Puebla, Alfonso Esparza.

Todo esto ha provocado que los aficionados en Puebla ya no estén interesados en asistir a los partidos del Puebla, los Lobos o los Pericos, pues ni entre los tres equipos se pueden reunir 30 mil aficionados, cantidad que equipos como Tigres, Monterrey o hasta Pachuca logran reunir en un solo encuentro.

Por eso, no es de sorprenderse que el actual dueño de los Pericos, Gerardo Benavides, presidente del Consejo de Administración de Grupo Industrial Monclova (GIMSA), ya tenga muy avanzadas las negociaciones para llevarse la franquicia de baseball a Ciudad Juárez.

De hecho, Benavides ya ordenó vaciar el estadio Hermanos Serdán y sacar todas las pertenencias del equipo emplumado, además de que los jugadores ya fueron avisados del cambio de sede para la próxima temporada de la LMB.

Sin embargo, les puedo confirmar que Puebla no se quedará sin baseball profesional ni el recién remodelado estadio Hermanos Serdán se convertirá en un “elefante blanco”, pues el contador Rafael Moreno Valle Sánchez prácticamente tiene amarrado el regreso de los Tigres a la Angelópolis.

El ex dueño de los Pericos estaría en las últimas negociaciones para comprar la franquicia al gobierno de Quintana Roo, que es el actual dueño de los Tigres tras comprárselos al empresario Carlos Peralta.

Pero, esta no es la única buena noticia para el deporte en Puebla, puesto que también existe una gran posibilidad de que el estado cuente con uno y en un año hasta con dos equipos en la nueva Liga Profesional de Fútbol Americano.

De acuerdo con una fuente muy informada, un grupo de empresarios, cercanos al gobernador Tony Gali, están en la última etapa para la creación de los Artilleros de Puebla, equipo que estaría participando en la LFA y que tendría como casa el Estadio Zaragoza, aunque aún se desconoce la posible casa.

Además, los hijos del contador Moreno Valle, Tony y Juan Carlos, también tiene la intensión de traer otra franquicia de americano a Puebla y serían los Mexicas, equipo del que son socios y que son los últimos campeones de la Liga de Fútbol Americano.

Así, mientras los equipos de fútbol soccer en la Angelópolis siguen hundidos en la mediocridad gracias a sus dueños oficiales y no oficiales, otros empresarios buscan que en el estado haya una mejor oferta deportiva para todos los fanáticos.

Unas de cal por otras de arena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *