Lara Said le pide a Morena la cabeza de dos secretarios de Banck y de Gali

Tras jurarle a Claudia Rivera toda la lealtad del Colegio de Notarios durante su trienio, el notario se quitó la máscara morenovallista para desacreditar a dos perfiles del actual Ayuntamiento que encabeza Luis Banck y que fueron heredados por Tony Gali: María Luisa De Ita Zafra, directora del Catastro municipal; y Enrique Velázquez Gallegos, jefe del Departamento de Impuestos Inmobiliarios.

Historias de un Joven ReporteroOpiniónPlumas incorrectas

Written by:

Historias de un joven reportero

Por: Gerardo Ruiz / @GerardoRuizInc

El presidente del Colegio de Notarios en Puebla, Gerardo Lara Said, ha estado muy nervioso las últimas semanas y sufre, como muchos hombres de poder en el estado, una dualidad esquizofrénica digna de una película de Martin Scorsese.

Y es que tenemos al Gerardo Lara Said, abogado de Enrique Doger y ahora cómplice y aliado del secretario de Gobernación en Puebla Diódoro Carrasco, que busca quedar bien con el morenovallismo para que su hija Daniela obtenga la patente de una de las notarías que el gobernador Tony Gali entregará al final de su administración.

Pero, tenemos el Gerardo Lara Said que ya se acercó a Morena para proclamarse ferviente seguidor del presidente electo Andrés Manuel López Obrador, convencido de la Cuarta Transformación del país, y, de paso, uno de los muchos poblanos que piensa que en Puebla sí existió un fraude en las pasadas elecciones del primer domingo de julio.

Un día Lara Said amanece como el más morenovallista de todos los fedatarios en el estado para continuar con el plan, en el que también participa Carrasco Altamirano, de dinamitar las notarías entregadas de manera irregular en el sexenio de Rafael Moreno Valle para colocar a prestanombres y cercanos, y para hacerse la mayoría de despachos que Gali Fayad otorgará en las últimas semanas de su minigobierno de 20 meses.

Al otro día, el notario 19 de la Angelópolis se quita los colores azul y blanco de la cara para pintarse el color guinda por todo el cuerpo para jurar lealtad a Morena y a la próxima presidenta municipal de la capital, como apenas sucedió en una reunión privada que el propio Lara Said organizó en el restaurante Casa Barroca, ubicado en el Centro Histórico, con Rivera Vivanco y su grupo de notarios afines.

De acuerdo con un asistente a la reunión, Lara Said y su primer círculo de fedatarios compartieron el pan y la sal con la alcaldesa electa de Puebla la semana pasada. Tras jurarle a Claudia Rivera toda la lealtad del Colegio de Notarios durante su trienio, el notario se quitó la máscara morenovallista para desacreditar a dos perfiles del actual Ayuntamiento que encabeza Luis Banck y que fueron heredados por Tony Gali: María Luisa De Ita Zafra, directora del Catastro municipal; y Enrique Velázquez Gallegos, jefe del Departamento de Impuestos Inmobiliarios.

El correo enviado a El Incorrecto explica que el presidente del Colegio de Notarios en Puebla “se quiere curar en salud, de sus corruptelas: reutiliza pagos de otras operaciones para justificar el pago de diversas escrituras, alterando recibos del Ayuntamiento de Puebla o duplicándolos; lo cual sería fácil de comprobar al hacer un “arqueo” a esa dependencia; en tal desayuno lo que quiso hacer es desacreditar a los referidos funcionarios (De Ita y Velázquez), por si algo “sale a la luz pública”, en la entrega – recepción municipal, y sean ellos los culpables”.

Así, un día Gerardo Lara Said amanece con la playera del PAN y las iniciales de Rafael Moreno Valle pintadas en la frente y al otro se pone el chaleco guinda de Morena y la gorra de Andrés Manuel López Obrador para “patear el pesebre” que le colocó como presidente del Colegio de Notarios en Puebla.

Un dato adicional: este jueves, Lara Said encabezará otro desayuno en Casa Barroca para darle un espaldarazo a Armando Javier Prado Delgado, quien busca la presidencia del Colegio Nacional de Notarios. En la planilla del notario de Saltillo estará incluida Verónica Morales, ex presidenta de los fedatarios en Puebla, y quien dio su visto bueno a las 29 notarias que Moreno Valle entregó de manera discrecional a sus alfiles, violando de manera grotesca la Ley estatal del Notariado.

Al parecer el rector de la BUAP Alfonso Esparza no es el primero el único en morderle la mano a Moreno Valle y destapar su lopezobradorismo.

En una próxima entrega daré más detalles de la ruta que sigue Lara Said para hacerse de más notarías en Puebla.

¿Cuántos “aliados” del ex gobernador abandonarán el barco en los próximos días?

La lista es larga.

A continuación, se reproduce de manera íntegra el e-mail enviado a la redacción de este portal de noticias:

Soy Notario Público en el Estado, y hemos vivido unas de las peores crisis al interior del gremio.

Has sido muy atinado en tus anteriores reportajes y ciertos, además …

Pero hay otro escándalo nuevo:

Es inconcebible que el Consejo de Notarios, se haya reunido con la Presidenta Municipal Electa de Puebla, en días pasados, en el restaurante “Casa Barroca”, lugar preferido de Gerardo Lara; ya que no convocó a todo el Colegio de Notarios, sólo a unos cuantos.

La razón de esa reunión tuvo un motivo: desacreditar a María Luisa De Ita Zafra y a Enrique Velázquez Gallegos, titular de catastro y de impuesto predial, respectivamente, del H. Ayuntamiento de Puebla; quienes han mostrado siempre apoyo, honradez y profesionalismo al gremio notarial.

Es sabido de todos los Notarios del Estado, que Gerardo Lara se quiere “curar en salud”, de sus corruptelas: reutiliza pagos de otras operaciones para justificar el pago de diversas escrituras, alterando recibos del Ayuntamiento de Puebla o duplicándolos; lo cual sería fácil de comprobar al hacer un “arqueo” a esa dependencia; en tal desayuno lo que quiso hacer es desacreditar a los referidos funcionarios (De Ita y Velázquez), por si algo “sale a la luz pública”, en la entrega – recepción municipal, y sean ellos los culpables y no Gerardo Lara.

Presume amistad con Tony Gali, por todos lados, para cubrir sus fraudes.

Por eso Gerardo Lara sigue insistiendo en tener otra Notaría, ahora para su hija y continuar enriqueciéndose con los impuestos que les cobra a los clientes y no los paga al Ayuntamiento, principalmente de Puebla.

Por otro lado, el próximo 10 de octubre, Gerardo Lara está convocando a todo el Colegio de Notarios, a un desayuno en ese mismo lugar (“Casa Barroca”), para apoyar a Armando Javier Prado Delgado, Notario de Saltillo, quien pretende ser presidente de los Notarios a nivel nacional; donde incluirá en su planilla a Verónica Morales, quien por cierto junto con su entonces Vicepresidente, Othón Carriles Hanan, cuando ella era Presidenta del Consejo de Notarios en Puebla, palomearon en el 2016, a los 29 nuevos Notarios, conjuntamente con Rafael Moreno Valle, y dieron su visto bueno para ello, sin consultar a nadie del gremio.

Por cierto, el referido personaje, Othón CARRILES Hanan, es primo del Notario 3 de Tehuacán, Fabio Beltrán CARRILES a quien encubre para que todas las quejas que tienen contra él, no lleguen a la Secretaría General de Gobierno.

Es tanto el descontento contra Gerardo Lara, que ya no tiene poder de convocatoria; es más, el descontento también ha permeado por otra causa: muchas Notarías, tanto de la capital y como del interior del Estado (que por cuestiones de seguridad de los Notarios, no se exhiben ahora sus datos), han sido objeto de robos … Llevándose del interior de sus instalaciones fuertes sumas de dinero … Y Gerardo Lara, no hace nada …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *