Fuego amigo en el bloque Moreno Valle-Gali

El gobernador poblano ha defendido las leyes morenovallistas sin importar que esto conlleve un cruento enfrentamiento con José Juan Espinosa y el resto de la bancada morenista en LX Legislatura

Historias de un Joven ReporteroOpiniónPlumas incorrectas

Written by:

Historias de un joven reportero

Por: Gerardo Ruiz / @GerardoRuizInc

La relación entre Rafael Moreno Valle y Tony Gali goza de cabal salud.

Contrario a lo que publiqué el miércoles en este mismo espacio sobre una ruptura entre el hoy senador del PAN y el gobernador de Puebla, una fuente muy cercana a ambos políticos me precisó que Rafael y José Antonio están más unidos que nunca rumbo al fallo del TEPJF para ratificar el triunfo de Martha Erika Alonso o anular la elección a la gubernatura.

Al decir del informante, Gali Fayad y Moreno Valle transitan en la ruta de la unidad en torno a Alonso Hidalgo y no existe un distanciamiento como lo narré en mi entrega de ayer de acuerdo con los dichos de una garganta profunda que intentan desestabilizar al denominado morenogalicismo.

Tampoco, hubo un desencuentro en un restaurante cercano a la Calzada Zavaleta que casi termina en golpes entre Gali y Moreno Valle. El supuesto conato entre el ex gobernador y el ex alcalde capitalino es falso y todo se trata del clásico “fuego amigo”, que siempre se presenta al final de una administración y al inicio de otra.

Aunque existen señales que se pueden interpretar como un distanciamiento entre el mandatario poblano y su antecesor, la realidad es que Gali y Moreno Valle mantienen un objetivo común: lograr que los magistrados del Tribunal Federal Electoral ratifiquen la constancia de mayoría a favor de Martha Erika Alonso y lograr así que el actual grupo en el poder se mantenga en el mismo hasta el 2024.

Y es que existen morenovallistas plenamente identificados, según la fuente que contacto a este reportero, que quieren desestabilizar la relación armoniosa que a la fecha mantienen el ex priista y el gobernador poblano con la finalidad de enfrentar a ambos perfiles para aprovechar las grietas y obtener espacios en la virtual administración alonsista.

Una muestra de que Gali aún le es fiel a Moreno Valle son los vetos que el titular del Ejecutivo local ha hecho a las reformas de los diputados de Morena para derogar leyes aprobadas durante el morenovallismo como la Ley Bala, la Ley Banck y la Ley Higuera, que fueron parte del legado legislativo que heredó el ahora senador panista.

El gobernador poblano ha defendido las leyes morenovallistas sin importar que esto conlleve un cruento enfrentamiento con José Juan Espinosa y el resto de la bancada morenista en LX Legislatura.

De hecho, la única reforma impulsada por los legisladores del partido lopezobradorista a la que que Gali Fayad le dio su visto bueno fue a la derogación de la Ley de Expropiación Exprés, que fue impulsada en su momento por Eukid Castañón.

Interprete usted las señales.

Así, Tony Gali y Moreno Valle aún se mueven uno a la par del otro para cuidarse las espaldas.

¿Quién tendrá la razón?

¿La fuente que aseguró a quien esto escribe que Gali y Rafael están distanciados o el mensajero que precisó que José Antonio y Moreno Valle están más unidos que nunca?

Son tiempos de incertidumbre en Puebla.

El final está cada vez más cerca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *