El pacto Abdala-Martha Erika-Bárcena

Así, Rodrigo Abdala será uno de los políticos de la aldea más empoderados del próximo sexenio, pues no solo tendrá bajo su responsabilidad toda la estructura del gobierno lopezobradorista en Puebla, también tendrá en su control la mediática y poderosa Sedeso, en dupla con Santiago Bárcena.

Historias de un joven reportero

Por: Gerardo Ruiz / @GerardoRuizPue

A Rodrigo Abdala, futuro coordinador del gobierno federal en Puebla, se le pueden cuestionar muchas cosas: su falta de compromiso con la lucha que encabeza Miguel Barbosa y Gabriel Biestro contra el Fraude Electoral en Puebla, su poca empatía con el electorado que derivó en la exclusión de las principales candidaturas de Morena en las pasadas elecciones o su poco aceptación entre las bases del partido guinda.

Pero, existe algo que es incuestionable en el actuar de Abdala Dartigues: la lealtad a su amistades.

Rodrigo Abdala es el único vínculo que Martha Erika Alonso mantiene con Morena en Puebla. Las reuniones entre la gobernadora electa (a espera de la última palabra del TEPJF) y del todopoderoso representante estatal del gobierno de López Obrador son cada vez más frecuentes.

En una reciente rueda de prensa, el ex coordinador de la campaña alonsista, Franco Rodríguez, sin revelar el nombre de su aliado, tuvo a bien presumir antes los medios de comunicación que Martha Erika ya tuvo reuniones con algunos morensistas, así, en plural, pero la verdad es que es con una sola personal, singular, y este personaje es Abdala.

“Aunque no les guste, la realidad es que ha habido acercamientos, por respeto, porque hay instancias jurídicas que está agotando, estos acercamientos no son públicos, pero en el momento que las autoridades ratifiquen lo que todos sabemos, que Martha Erika Alonso es la gobernadora electa del estado, se harán públicas”, aseguró Rodríguez Álvarez.

Y es que entre Martha Erika Alonso y el ahijado del controversial Manuel Bartlett, próximo titular de la CFE, ya existe un pacto que fue sellado en la Ciudad de México durante una comida entre ambos personajes.

Una fuente muy bien informada reveló a este reportero que Alonso Hidalgo y Abdala Dartigues  acordaron dos cosas: que el diputado federal sea el puente de comunicación con Andrés Manuel López Obrador y que frene la embestida de Miguel Barbosa, a cambio de que Santiago Bárcena, amigo de la infancia de Rodrigo, sea el futuro secretario de Desarrollo Social de Puebla.

El muy bien informado periodista Rodolfo Ruiz adelantó en su columna La Corte de los Milagros, publicada este miércoles con el título “Trascendidos de un hipotético gobierno de coalición” que “en los últimos días ha sido puente o enlace entre el equipo de la gobernadora electa y el coordinador estatal del futuro gobierno federal Rodrigo Abdala Dartigues. Santiago Bárcena y Rodrigo Abdala son amigos desde el kínder y estudiaron juntos la primaria, la secundaria y la preparatoria en el Colegio Americano de Puebla”.

Y así es, mientras Abdala Dartigues hará todo lo posible porque López Obrador no intervenga en el análisis que los magistrados del Tribunal Electoral Federal harán de la impugnación de los resultados de la elección de la gubernatura poblana y su posible anulación, Martha Erika Alonso entregará una de las principales carteras de su administración a un priista con fuertes vínculos en Morena: Santiago Bárcena Álvarez.

Así, Rodrigo Abdala será uno de los políticos de la aldea más empoderados del próximo sexenio, pues no solo tendrá bajo su responsabilidad toda la estructura del gobierno lopezobradorista en Puebla, también tendrá en su control la mediática y poderosa Sedeso, en dupla con el ex particular de Javier López Zavala y actual delegado federal de Relaciones Exteriores en el estado.

El pacto Abdala-Martha Erika-Bárcena está tan avanzado, me dice mi informante, que el diputado federal por Morena ha participado, sin que trascienda en los medios de comunicación, en un par de reuniones del equipo de transición; y Santiago Bárcena también ya es incluido en el proceso de entrega-recepción de la Secretaría de Desarrollo Social.

Era cuestión de días para que Moreno Valle comprara poco a poco a líderes de Morena para abandonar a Barbosa y a Biestro en su lucha contra la violenta e irregular elección en Puebla.

Ahora sólo falta ver quién tiene más influencias sobre el presidente electo de México: Miguel Barbosa o Rodrigo Abdala.

Lo que sí está claro es que, hasta ahora, el veto de Moreno Valle impuesto por Andrés Manuel sigue firme.

Rafael Ávila Valencia y su esposa fueron los coordinadores de Martha Erika en Venuestiano Carranza

Un dato que para muchos pasó por alto de la detención de Ilse Lucía Bernabé Gutiérrez, presidenta del SMDIF de Venustiano Carranza, la tarde del martes por posibles nexos con bandas huachicoleras es que su esposo Rafael Ávila Valencia, por quien en realidad iba la Policía Federal, fue el coordinador de Martha Erika Alonso en la región.

Diferentes medios de comunicación de la zona informaron que Ávila Valencia era el encargado de la operación política de la ex abanderado del Frente por Puebla. A Rafael Ávila se le encomendó la coordinación de Alonso Hidalgo en los municipios del norte del estado como Francisco Z. Mena, Pantepec, Jalpan, entre otros.

Incluso, Ávila Valencia presume, sin ningún pudor, en sus redes sociales la cercanía con los Moreno Valle.

Cabe recordar que Rafael Ávila Valencia logró heredarle a su hermano, Vicente, la alcaldía de V. Carranza, gracias a que su candidatura fue respaldada por el PAN-PRD-MC y la chiquillada de partidos satélites morenovallistas.

Así es la doble moral del morenovallismo, impunidad en el estado mientras sean aliados y persecución si son enemigos.

Lástima que la Policía Federal no está enterada de estos acuerdos.

¿Nadie por encima de la ley?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí