Cuando los cerdos vuelen

Artículo de OpiniónOpinión

Written by:

Sostengo lo que escribí en Twitter: ¿Qué chingados PGR?

Si lo dice Twitter

Por: Amaranta Sáez/ @Amarantalks

 

No es que no nos hayamos imaginado en algún momento que a finales del sexenio de nuestro estimado presidente Enrique Peña Nieto iban a haber movimientos con dudosas intenciones, y con esto quiero decir que sabíamos que el gobierno saliente, sobre todo ese emanado del flamante nuevo PRI, haría lo que en sus manos estuviera para salirse con los bolsillos llenos y con la sonrisa en la carota.

Pero al mismo tiempo, como fiel pueblo creyente, cruzábamos los dedos por que el agandalle no fuera tan alto, o por lo menos que los super villanos de la historia recibieran alguna especie de castigo, y por supuesto que son Elba Esther, El Chapo Guzmán y Javier Duarte los que encabezan esta lista negra, que forma una fila como de Oxxo 11:50 pm en Ley seca.

El retiro de los cargos por delincuencia organizada a Javier Duarte se siente como #IceBucketChallenge de la vida real. En Twitter la indignación corrió como cerillo que acaba de acariciar la lija de la caja. Caja que contiene a los demás fósforos quienes sentimos la flama a milímetros de nuestra cabecita de pólvora.

Con esta decisión de nuestras autoridades, Javidú podría enfrentar en libertad el resto de los cargos de los que es acusado, ante lo que representantes de otros partidos han expresado su contundente oposición (como todos nosotros).

Todavía nos faltan algunos buitrillos por ahí sobrevolando las cárceles mexicanas que esperemos que no traten de evadir la justicia (con ayuda de los que imparten justicia) y que no tengamos que esperar hasta que los cerdos vuelen para recuperar la confianza en nuestras instituciones, nuestros funcionarios y políticos.

Y pues nada, que Diorsito me los bendiga.

(Adjunto postal imaginaria de Piolín con corazones)

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *