El compadre de Casique que ya quiere hacer negocio con los recursos del PRI

Historias de un Joven ReporteroOpinión

Written by:

Historias de un joven reportero

Por: Gerardo Ruiz / @GerardoRuizPue

Si algo distingue al candidato del PRI al gobierno de Puebla, Enrique Doger, y a su grupo político y mediático es la obsesión por el dinero público.

Doger y compañía aman tanto el poder como el erario; más lo segundo que lo primero y en esta campaña ha quedado muy claro.

A través de Javier Casique, presidente por rebote del Revolucionario Institucional en el estado, Doger ya comenzó a planear su nuevo negocio pagado con los impuestos de todos los poblanos.

Sin embargo, esta obsesión por el dinero ajeno ya tiene enfrentado a Adolfo Acevedo, compadre de Casique, contra Arturo Pérez, empresario de toda la confianza de José Antonio López Malo, secretario de Finanzas del CDE priista, por los contratos de impresión de la publicidad de los candidatos del tricolor.

(Si Doger Guerrero, ante sus nulas posibilidades de ser un candidato viable en los comicios en curso, ya aceptó ser el tonto útil del morenovallismo por 500 millones de pesos —una fuente muy confiable me dice que esta bolsa solo fue el primer pago; le negociación final, me dice, quedó en mil 200 millones—, sus demás vasallo también quieren llenarse los bolsillos antes de que su amo caiga en desgracia el 1 de julio).

Aunque los recursos enviados desde el CEN para los candidatos poblanos tricolores han caído a cuenta gotas por el desastre inevitable al que se aproxima el partido a nivel nacional y local, tanto Pérez como Acevedo ya se están frotando las manos para que sus negocios sean los encargados de imprimir la publicidad de los candidatos para la segunda mitad, la más importante, de las campañas.

Arturo Pérez, jura que lleva mano al ser socio, dicen los enterados, de López Malo, por lo que ya está pidiendo adelantos en efectivo para comenzar con el trabajo de imprenta si aún tener la certeza de los contratos que tienen que ser reportados ante el INE.

Un dato: Arturo Pérez fue expulsado del Fraccionamiento La Vista por agarrarse a golpes con uno de sus vecinos.

En tanto, el compadre de Casique Zárate, Adolfo Acevedo, quiere robarle el negocio a Arturo Pérez y para ello no sólo se está valiendo del nexo familiar con el líder estatal del priismo poblano, también jura que es socio del morenovallista Marcelo García Almaguer.

Y es que si su patrón Enrique Doger es el plomero de Rafael Moreno Valle, sus siervos también pueden compartir negocios con los integrantes del grupo del ex gobernador poblano.

Esos son los objetivos de Doger y su banda: vender muy caros sus servicios para atacar a Morena y a Miguel Barbosa y robarse cada uno de los pesos que la dirigencia nacional envíe a territorio poblano.

Así será recordado Enrique Doger en la política de la aldea: un candidato genuflexo al poder y que su amplio patrimonio lo amasó gracias al dinero de los poblanos.

No pierdan de vista las próximas ruedas de prensa de Barbosa, Gabriel Biestro y José Juan Espinosa, pues exhibirán todas las contradicciones en las que Doger cayó en su 3de3.

El abanderado de Morena y la dirigencia estatal guinda ya tiene preparado un demoledor expediente de las propiedad y riqueza oculta de Enrique Doger.

Vayan preparando las palomitas porque esto se va a descontrolar.

Off the record

Uno de los proveedores del PRI en Puebla le reveló a quien esto escribe que hasta la salida de Jorge Estefan Chidiac para incorporarse al CEN tricolor, no había recibido pago alguno por anuncios espectaculares y publicidad que le fue pedida por el Revolucionario Institucional a pesar de que estos gastos ya habían sido reportado en el INE.

La fuente le confió a este reportero que la persona encargada de de cerrar contratos y por quien pasaba todo tipo de proveedores era (o es) José Manuel Manjarez Álvarez, hijo de Alejandro Manjarrez, ex particular de Josan López Malo a su paso en la Secretaría del Trabajo en el sexenio de Mario Marín.

Manjarrez Álvarez también fue titular de la desparecida Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco) en el gobierno marinista.

Así se las gastan en el PRI y la situación se pondrá peor con una líder como Casique, quien está más preocupado en engordar la cartera de su jefe de Doger y de organizar fiestas oaxaqueñas que por la deprimente campaña del candidato a gobernador.

Con este partido se queda Doger.

Tal para cual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *