Violeta Lagunes: el brazo armado y ex pareja que Doger quiere que Morena postule en la capital

El binomio Doger-Violeta tiene un gran pasado de amor y pasión que se forjó desde el 2006 cuando la ex panista ganó el Distrito IX, de la capital; y el priista ya era presidente de la Angelópolis.

Compartir

Historias de un joven reportero

Por: Gerardo Ruiz / @GerardoRuizPue

El registro de la ex panista Violeta Lagunes como aspirante a la candidatura de Morena a la alcaldía de Puebla tomó a muchos por sorpresa, pero su postulación es alimentada y financiada por el abanderado del PRI Enrique Doger, quien busca que su ex pareja sentimental se convierta en su brazo armado para atacar cruentamente a Martha Erika Alonso, sin que él se manche las manos y sea visto —aún más— por el electorado poblano como misógino.

El binomio Doger-Violeta tiene un gran pasado de amor y pasión que se forjó desde el 2006 cuando la ex panista ganó el Distrito IX, de la capital; y el priista ya era presidente de la Angelópolis.

Cuentan los enterados que la relación entre Enrique y Violeta era de novela. Ella le guardaba un amor enfermizo a él y él la presumía como otra más de sus conquistas.

La obsesión de Lagunes Viveros llegó a tal punto que en su oficina en San Lázaro había una foto de Doger Guerrero sobre su escritorio que recibía a todos las personas que llegaban a ver a la Ciudad de México a la ahora aspirante de Morena.

¿Cómo olvidar cuando Violeta, en el 2006, le decía “amigo mío” a Doger y le imploraba en Facebook que se uniera a las filas de Acción Nacional?

La “amistad” entre Doger y Lagunes

Pero, como diría Joaquín Sabina, el amor entre ambos políticos de la aldea “duró lo que duran dos peces de hielo en un Whisky on the rocks” y la relación llegó a su fin cuando al ex rector de la BUAP le llenó los ojos otra mujer más joven que la ex legisladora.

Más de una década después de su Historia de Amor, los caminos de Enrique y Violenta se vuelven a cruzar.

El más interesado que Lagunes llegue a la candidatura del partido lopezobradorista a la Alcaldía de Puebla capital es Enrique Doger, pues, con su estilo violento, Violeta sería la mujer perfecta para atacar a Alonso Hidalgo durante el mes y medio que durará la campaña por el Charlie Hall.

Doger ya vio su tiro perfecto de tres bandas.

Por esto, el precandidato del tricolor al gobierno de Puebla ya pidió juntar un par de maletas llenas de dinero para impulsar a Lagunes como la abanderada de Morena en la capital.

¡Qué bonitos recuerdos!

Dónde hubo fuego, cenizas quedan.

El Charlie Hall y Casa Puebla bien vale perdonar a tu ex pareja.

Qué Pablo Iglesias y Tania Sánchez, de Podemos, ni qué nada: Doger y Violeta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí