La “Gali Special” que terminó por bajar a Estefan del Senado

Historias de un Joven ReporteroOpinión

Written by:

Historias de un joven reportero

Por: Gerardo Ruiz / @GerardoRuizPue

Al igual que en el Super Bowl LII entre Eagles y Patriots cuando el head coach de Philadelphia Doug Pederson mandó la orden de ejecutar la “Philly Special”, jugada reversible en 4 y Goal entre Burton y Foles que terminó en Touchdown y que encaminó a las Águilas a ganar el título de la NFL, el morenovallismo también ejecutó a la perfección una jugada de engaño para que Jorge Estefan Chidiac se bajara de la candidatura del PRI al Senado de la República.

Y es que, la declinación de Gali Jr. —además de evidenciar las diferencias que sí existen entre Tony y Rafael Moreno Valle— también fue un movimiento ejecutado por nota en el campo de juego por el morenogalicismo, pues el destape del hijo mayor del gobernador tenía el objetivo principal de dinamitar a Estefan y su, casi seguro, escaño en la Cámara alta del Congreso de la Unión.

El morenovallismo estaba seguro que si Gali López era el candidato de la coalición PAN-PRD-Movimiento Ciudadano a la primera fórmula del Senado, Charbel Jorge antepondría sus intereses familiares a los políticos y terminaría por rechazar la postulación del tricolor.

Como la defensa de los Patriotas de Nueva Inglaterra, Estefan mordió el anzuelo que mandó Moreno Valle y entregó la candidatura a Juan Carlos Lastiri por respetar a su haye Gali y sus sobrinos.

La jugada reversible “Gali Special” fue un éxito.

El destape del Junior fue tan bien aceptado por todos los sectores del panismo, perredismo y demás chiquilla, que el galicismo vio viable la candidatura de uno de los suyos en la elección de julio y así se le hicieron saber a Moreno Valle.

(Si todos ya se habían repartido el pastel y a los Gali no les había tocado nada, por qué no capitalizar la jugada de engaño bien ejecutada, era la pregunta que recorría los pasillos de Casa Puebla).

Pero, la decisión de que “El Junior” siempre sí fuera el candidato a la primera fórmula al Senado de Por Puebla al Frente tenía que pasar —como todo en el morenogalicismo— por el visto bueno de Moreno Valle.

Como ya lo narré en este mismo espacio, la negativa del ex gobernador fue rotunda y a cambio ofreció la segunda fórmula, pues ya tenía apalabra la primera posición desde hace tiempo, hecho que disgustó de gran forma a Gali Fayad y que terminó por acrecentar las rencillas marcadas con su jefe político.

Ruptura que se magnificó con las grabaciones de Juan Vergara, ex tesorero de Quintana Roo, en las que narra los vínculos con Moreno Valle y Gali.

Para nadie es un secreto que la marca Moreno Valle que, aunque se trate de difuminar, está ya muy deteriorada y Martha Erika Alonso es la principal afectada de ello; mientras que la mejor marca que el morenovallismo tiene hoy por hoy es la de los Gali.

Es la ventaja competitiva de esta elección.

¿Cuánto afectará a Alonso Hidalgo no contar con su producto estrella en los comicios de julio?

Si bien, la “Gali Special” cumplió con su objetivo, tuvo un daño colateral al afectar aún más la relación Moreno Valle – Gali.

A quién quieran poner en lugar de Gali López, no habrá forma de subsanar la declinación del hijo del gobernador.

Así de claro.

El PRI ya tiene candidatos a alcaldes en 100 municipios

Enrique Doger quiere grillar a Jorge Estefan Chidiac, a través de su infiiltrado en la dirigencia tricolor Javier Casique, quien divulgó el falso rumor de una serie de cambios al interior del Comité Directivo Estatal del PRI para colocar a personas cercanas al candidato al gobierno de Puebla en las principales secretarías del partido a sabiendas de que Charbel es inamovible de la presidencia del CDE.

El argumento de Doger y Casique para desprestigiar a Estefan es que Roció García Olmedo, secretaria geenral; y Gerardo Mejía, secretario de Organización, están escogiendo a los candidatos a alcaldes a través de encuestas.

Y es que, ¿en dónde se ha visto que las candidaturas se otorguen a los mejores posicionados?

Qué pinche invento es ese.

Lo que sí es una realidad, es que Jorge Estefan y su equipo ya tiene candidatos a alcaldes en 100 municipios en los que se logró contener la sangría de cuadros priistas.

Charbel va por el último paquete de candidaturas. Además, de los cinco municipios clasificados como de alto riesgo por la cantidad de aspirantes registrados y por su importancia en el mapa electoral, el presidente del PRI poblano ya tiene abanderado en dos de ellos, sin pérdidas considerables.

Así es el trabajo de un político top como Estefan que mata las grillas internas trabajando y dando resultados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *