El primer fracaso de Moreno Valle en las Ligas Mayores

En las horas más bajas de Moreno Valle, sus fieles lo dejaron solo en su soledad y prefirieron exhibirse, todos muy sonrientes, en la reinauguración de Pasaje Histórico del 5 de Mayo, en el subsuelo de la Angelópolis.

Historias de un joven reportero

Por: Gerardo Ruiz / @GerardoRuizPue

Desde que tomó el control político de Puebla hace más de siete años, Rafael Moreno Valle se convirtió en el gigante de la aldea poblada por enanos. El ex gobernador fue nombrado “El Jefe” para su propio partido, el PAN, para la oposición en el estado, para la iniciativa privada y hasta para los medios de comunicación, sus dueños y periodistas.

Quien no se sumaba por las buenas, era comprado; quien no aceptaba el dinero enviado desde Casa Puebla, era espiado; quien no cedía a los chantajes, era amenazado; y quien no se doblaba ante las amenzas, era encarcelado.

Así, Moreno Valle controló todo lo que pasaba en Puebla, desde el escenario político, las inversiones locales, nacionales e internacionales, las noticias en los medios. En pocas palabras, el ex priista decía quién sí y quién no.

Ganar la elección intermedia del 2013 dejando en polvos al PRI, borrar de un plumazo el famoso dicho que “gobernador no pone a gobernador” y ser un utensilio de Peña Nieto fueron los ingredientes principales para que la soberbia que acompañó al ex priista en los últimos meses de su sexenio lo cegara.

El debut de Moreno Valle en las Big Leagues terminó este fin de semana como un rotundo fracaso luego de que Ricardo Anaya le ganara el juego de fea forma, pues primero le arrebató el control de la alianza del PAN-PRD-MC, que quedó formalmente registrada el viernes; después lo dejó fuera del proceso interno de selección del candidato presidencial, y por último lo exhibió a nivel nacional como un mal perdedor.

El black weekend se consumó con la suma del partido de su madrina política Elba Esther Gordillo, Nueva Alianza, al PRI para la elección del próximo año.

Rafael intentó jugar en las Ligas Mayores con el mismo modelo que empleó en Puebla: mucho, pero mucho, dinero para comprar lealtades (como lo hizo con los “panistas” locales), una guerra sucia en contra de sus propios compañeros de partido (como lo hizo contra Juan Carlos Mondragón, Ana Teresa Aranda y Eduardo Rivera), y amarres con otros partidos (como lo hizo con el PRI por muchos años), pero, para estar en Primera División se necesita más que una cartera abultada, unos puños duros y un pragmatismo de media calidad.

Al fin, el nombrado Góber Bala fue derrotado en una y su reacción es digna de alguien soberbio que no ve sus propios errores: Moreno Valle llevó su berrinche al punto de no asistir al registro del Frente y le prohibió a Gali, quien no es afiliado al PAN, llegar al destape de Ricardo Anaya como precandidato del Frente por México el domingo como sí lo hicieron los nueve mandatarios emanados del albiazul, hasta los que recibieron millones para sus campañas desde Puebla.

¿Cuáles serán las repercusiones de las afrentas que Moreno Valle y su grupo hicieron en contra de Anaya Cortés?

Así como su genética para traicionar a sus mentores, Ricardo Anaya también tiene una fascinación por la vengaza, ya lo hizo con Gustavo Madero, su padre político, a quien lo dejó como un diputado más en San Lázaro y con Eukid Castañón, a quien le quitó la subcoordinación de la bacanda panista tras votar a favor del Presupuesto Federal en el 2016.

En las horas más bajas de Moreno Valle, sus fieles lo dejaron solo en su soledad y prefirieron exhibirse, todos muy sonrientes, en la reinauguración de Pasaje Histórico del 5 de Mayo, en el subsuelo de la Angelópolis.

¡Vaya paradoja!

Comienza el camino al desierto de Rafael Moreno Valle.

El destino de Moreno Valle está en Puebla y en los próximos días regresará a la aldea para gobernar a su enanos.

Lo que es una realidad es que el gigante con pies de barros sigue causando temor entre los pigmeos.

El gigante y sus enanos: la novela del 2018.

Fotografía @MgBranding

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí