El nuevo socio del Puebla que participó en un fraude en Tlaxcala

Historias de un Joven ReporteroOpinión

Written by:

Historias de un joven reportero

Por: Gerardo Ruiz / @GerardoRuizPue

Además de las muchas versiones que han surgido sobre la venta del Club Puebla a cuatro nuevos empresarios locales, quienes han decidido entrarle al quite al desastre que dejó la familia López Chargoy a su paso por la administración de la escuadra camotera, se suma el negro pasado de uno de los nuevos socios de La Franja.

Y es que el proceso de la compra del Puebla ha dejado más dudas que certezas, ya que en un inicio se manejó la versión de que el club enfranjado caería en total control de Televisión Azteca; después llegó la versión de que serían únicamente dos socios (Mistertennis y Estrella Roja) que tendrían la propiedad; para después oficializar que el club albiazul estará a cargo de Manuel Jiménez, de Mistertennis; Manuel Ruíz, de Clínicas Ruiz; Héctor Álvarez, de Farmatodo; y con Rafael Torre, de Providencia.

Es precisamente este último, Rafael Torre Mendoza, el personaje que no goza de una buena fama —nada buena— como sí la tienen el resto de los nuevos socios del Puebla.

Y es que, Torre Mendoza es uno de los empresarios consentidos del sexenio del corruptísimo ex gobernador de Tlaxcala Mariano González Zarur, quien benefició al dueño de Grupo Providencia con millonarios contratos muy alejados del ramo de los cobertores al que se dedica el nuevo dueño de la Franja.

De acuerdo con una investigación realizada por la asociación Versus Corrupción, el priista González Zarur fraguó un fraude casi al final de su gobierno con la supuesta compra y distribución de tabletas electrónicas a alumnos de escuelas públicas en la entidad.

Versus Corrupción reveló que en diciembre del 2016, justo antes de culminar su sexenio, el ex gobernador tlaxcalteca (muy amigo de Mario Marín) hizo entrega de sólo 5 mil tabletas electrónicas de 16 mil pretendidas, pero 11 mil de estos aparatos se desconoce si han sido entregadas en su totalidad y adquiridas supuestamente a la empresa Green View Technology.

Y es aquí en donde entra a escena Torre Mendoza, pues el socio del Puebla está implícito como principal actor en la falsificación de facturas que permitió la adjudicación aproximada de 35 millones de pesos. El empresario propietario de “La Casa de los Sueños” filial de Grupo Providencia, presuntamente falsificó facturas por la compra de las tabletas, siendo antes beneficiado con información confidencial sobre el proceso de licitación previo a ser liberado el 23 de septiembre de 2016.

La agrupación logró encontrar una factura que detonó toda la investigación en la que la transacción entre Torre y la administración de González Zarur fue por un monto de 467 mil pesos y fue por la venta de blancos y toallas, y no por equipo electrónico, como lo declaró en un principio ante la Oficialía Mayor del Gobierno de Tlaxcala.

Comienza mal la nueva administración del Puebla.

¿En dónde la investigación que la FMF y la Liga MX tuvo que haber hecho antes de aprobar a Torres Mendoza como socio de La Franja?

¿Estos son los nuevos dueños del Puebla?

Dudas que matan.

Esperemos que estos nuevo cuatro valientes puedan poner fin a la maldición del Puebla que inició con Emilio Maurer, tuvo una tregua con la familia Abed y regresó con más furia contra Paco Bernad, Ricardo Henaine y los Chargoy Brothers.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *