La cárcel en la que trabajan los burócratas del CIS

Los empleados del CIS, en los edificios Sur y Norte son constantemente revisados en sus mochilas, bolsas y loncheras. Enrique Hernández, administrador de este edificio público, es el culpable de que se revise y se manoseé a los trabajadores y trabajadoras que laboran ahí.

356
0
Compartir

El Rincón del Troll

Por: @LicJaiboles

¿En qué cárcel tienen a los trabajadores del Estado, que hasta los tienen que revisar físicamente todos los días?

Y es que los empleados del CIS, en los edificios Sur y Norte son constantemente revisados en sus mochilas, bolsas y loncheras, generando violaciones a sus derechos humanos, pues no solo catean sus pertenencias, también lo hacen en su vestimentas, y todo esto porque según ellos “se esconden los utilitarios del gobierno para venderlos después entre compañeros”.

Quien ha dado la indicación a todos los integrantes del equipo de seguridad privada del CIS, es Enrique Hernández, administrador de este edificio público, quien es el culpable de que se revise y se manoseé a los trabajadores y trabajadoras que laboran ahí.

Y no es solo eso, además, Hernández dice que la revisiones a los burócratas son instrucciones directas de la Secretaria de Finanzas y del gobernador Tony Gali, quien no quiere que los empleados de de dichos edificios lleven comida, a pesar de que hay un comedor instalado para que no se tarden en regresar en sus horas de comida.

Pero, si los dejan salir hasta las nueve de la noche, entonces ¿qué van a comer?

Ahora hacen “redadas” donde revisan a las pobres secretarias que traen su desayuno o su comida, y si algo no les gusta “cargan” con ellas hasta la administración.

¿Están permitidas las detenciones de los empleados de gobierno por dicho personaje quien dice ser autoridad en el mismo complejo?

Alguien que le diga a Galy que ya vienen elecciones, y que toda la base sindicalizada está inconforme con las revisiones y abusos que sufren a manos de los guardias del CIS y que a pesar de las constantes quejas de revisiones y en algunos casos acoso sexual, nadie hace nada, ni su líder sindical ni sus jefes, porque al señor nadie le puede hacerle nada.

El abuso ha ido incrementando, pues antes los guardias solo se dedicaban a cobrar sus “cuotas” por apartar los lugares en el estacionamiento del CIS para los empleados, pero como ya no es negocio, ahora les quitan sus pertenecías a los empleados y apartan medio estacionamiento “para sus cuates”.

Recordemos que el CIS, es un edifcio que ni siquiera es propiedad del gobierno, sino un PPS.

Párenle a su mame, señores.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí