El gobernador se llama Tony Gali, idiotas

El caso más representativo de la rebeldía de los morenovallistas hacia Gali es el de Jorge Aguilar Chedraui, quien anunció que dejaría el Congreso del estado para buscar la candidatura del PAN a la alcaldía de Puebla sin haber notificado al gobernador.

397
0
Compartir

Historias de un joven reportero

Por: Gerardo Ruiz / @GerardoRuizPue

Algo que no han entendido los morenovallistas que aún ven a su líder moral caído en desgracia, Rafael Moreno Valle, es que el gobernador se llama José Antonio Gali Fayad y que su peso específico en este momento es mayor al del aspirante fallido a candidato presidencial del Frente por México.

Y es que, lo que los fieles y adictos a Moreno Valle siguen sin darse cuenta —a once meses de que su amo dejó Casa Puebla—, es que Gali Fayad es ahora el personaje con más poder en la entidad y que su voz y voto serán determinantes para la designación de candidatos para la elección del próximo año.

Por más que el ex gobernador se quiera vender como “muy cercano” al presidente Peña Nieto y al precandidato del PRI José Antonio Meade, el único que es bien recibido en Los Pinos y en Insurgentes Norte es Tony Gali en su calidad de gobernador constitucional de Puebla.

¿Por qué Peña Nieto y Meade negociarían con un ex gobernador cuando Gali es quien ejerce el recurso federal, tiene el control de los programas sociales y desarrolla la obra pública en Puebla?

¿A poco Moreno Valle, sin ningún cargo importante a nivel nacional y quien fue pisoteado por Ricardo Anaya, le puede hablar de tú a Peña y Meade?

Todo esto es algo que los morenovallistas se niegan a ver.

El dedo de Gali ahora es más determinante que el de Moreno Valle. Aunque a muchos les cueste creerlo.

El caso más representativo de la rebeldía de los morenovallistas hacia Gali es el de Jorge Aguilar Chedraui, quien anunció durante su segundo informe como presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política que dejaría el Congreso del estado para buscar la candidatura del PAN a la alcaldía de Puebla sin haber notificado al gobernador.

El ex secretario de Salud, quien se robó hasta el último lápiz de la dependencia, compró espacios en medios de comunicación a pesar del llamado a la mesura que hizo Gali en semanas anteriores.

Otro que se quiere pasar por alto al gobernador poblano es Pablo Rodríguez Regordosa, quien está más que vetado por Tony Gali por chivato, pues el diputado local y líder municipal del PAN en la Angelópolis anunció que buscaría la candidatura al Senado por el albiazul sin una sola cortesía para el residente de Casa Puebla, como si su investidura valiera nada.

Diferentes versiones periodísticas revelaron que otro que ya le jugó las contras al gobernador Gali es Eukid Castañón, pues el mandatario estatal comprometió los votos de la bancada poblana panista en San Lázaro a favor de la Ley de Seguridad Interior como pago al presupuesto que le fue aprobado para el estado, sin emnbargo, los legisladores del albiazul se salieron de la sesión y dejaron sólo al anayista Juan Pablo Piña.

¿Gali dejará que los morenovallista lo sigan ninguneando?

La derrota de Moreno Valle en las Grandes Ligas benefició a Gali, ya que el gobernador al fin se deshizo de la sombra de su antecesor.

El ex alcalde ya tiene su lista negra y cada día su suma un nuevo integrante.

El gobernador se llama Tony Gali, idiotas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí