La lengua larga de Lozano le pone el último clavo al ataúd de los sueños presidenciales de Moreno Valle

En términos del baseball, la imprudencia de Lozano es el segundo strike que los morenovallistas cometen en menos de un mes; el primero fue la vergonzosa protesta que hicieron Pablito Rodríguez Regordosa, Roberto Grajales, Max Cortazar antes de la última sesión de la Comisión Permanente.

Historias de un joven reportero

Por: Gerardo Ruiz / @GerardoRuizPue

La calentura del aún panista Javier Lozano por subirse al barco tricolor de José Antonio Meade como virtual precandidato del PRI para la elección del próximo terminó por comprobar lo que es un secreto a voces: se acabó el sueño presidencial de Rafael Moreno Valle.

La falta de timming y mesura en las declaraciones de Lozano Alarcón, quien cambia a diario de ideología y de patrón, acerca del apoyo que Meade Kuribreña recibirá por una buena parte de panistas en los comicios del próximo año dejaron en claro que Moreno Valle ya no tiene nada que hacer en la carrera por la candidatura del Frente Ciudadano por México.

Con la zalamería de Lozano hacia “Pepe Toño Mid”, a unos días de que el bloque aliancista conformado entre el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano —que pende de un alfiler luego de que el TEPJF ordenó a Alejandra Barrales dejar en nueve días la dirigencia nacional del Sol Azteca— puso el último clavo al ataúd de la fantasía presidencial del ex gobernador poblano.

Y es que Moreno Valle ha ido del “voy a ser candidato a presidente por el PAN” al “no hay candidaturas plurinominales” al “nadie me hace caso en el PAN aunque soy el presidente de la Comisión Política” al “Anaya va a ser candidato pero no presidente” al “no me prestará a farsas” al “no me voy del PAN”.

Lo que es una realidad es que la lengua larga de Lozano, que lo tiene al borde de la expulsión de Acción Nacional, terminó por confirmar que el morenovallismo ya tiene candidato a presidente y es Meade.

“Esto se va a reducir a una final de dos: López Obrador y Pepe Meade. Yo me incluyo entre los panistas que se van a dividir con José Antonio Meade. Yo simpatizo con Meade”, estas fueron las inverosímiles declaraciones hechas a Imagen Radio del legislador que aún representa los colores del PAN y que encabeza a los RBD Región 4.

Ahora falta ver el contraataque de Ricardo Anaya, quien al final de cuentas tiene la última palabra en las decisiones del albiazul, hacia Moreno Valle, Lozano, y compañía.

En términos del baseball, la imprudencia de Javier Lozano es el segundo strike que los morenovallistas cometen en menos de un mes; el primero fue la vergonzosa protesta que hicieron Pablito Rodríguez Regordosa, Roberto Grajales, Max Cortazar, Blanca Jiménez y el resto de la chiquillada poblana antes de la última sesión de la Comisión Permanente.

Moreno Valle y su grupo político están a un swing del ponche y el bateador que sigue es precisamente el ex góber espía.

Buenos días. Buenas tardes. Buenas noches.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí