Un nuevo revés sufrió el caso del levantón y multihomicidio de seis vecinos de la colonia Lomas de San Miguel supuestamente ordenado por el empresario gallero Jorge Aduna Villavicencio, luego de que los dos últimos detenidos que quedaban como parte de este proceso fueron liberados este fin de semana.

Las fuentes consultadas confirmaron la liberación de Antonio “N”, originario de Matamoros, Tamaulipas, y que según la Fiscalía General del Estado (FGE) se encargó de engañar a las víctimas para privarlas de la libertad.

Asimismo este fin de semana abandonó el penal poblano Yosafhat “N”, ex agente de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) y escolta personal de Jorge Aduna Villavicencio.

Ambos abandonaron el Cereso de Puebla el 15 de septiembre a las 17 horas, luego de que su defensa logró el desvanecimiento de pruebas en los cargos por privación ilegal de la libertad y homicidio de seis personas, las cuales presuntamente participaron en un robo contra un familiar de Aduna.

Aduna y sus colaboradores libres

Aunque la FGE nunca pudo afirmar que Aduna Villavicencio participó activamente en los plagios y asesinatos de seis hombres, se le acusó de ser el autor intelectual desde que se dio a conocer su detención junto con sus cinco colaboradores, el 20 de febrero de 2016.

Aduna Villavicencio estuvo preso en el Cereso de San Miguel y posteriormente se ordenó su traslado al Cereso de Tepexi de Rodríguez, en donde estuvo hasta el 29 de mayo, cuando se decidió trasladarlo nuevamente, ahora al penal federal de Durango, argumentando su “peligrosidad”.

Sin embargo, los amparos promovidos por su defensa legal le permitieron abandonar dicho penal el pasado 16 de junio.

Una semana después Ricardo López Meza, quien era otro de los escoltas del empresario y ex agente ministerial de Puebla, también obtuvo su libertad; Alejandro “N” y José Emanuel “N” abandonaron el penal de la ciudad de Puebla tras recursos de amparo promovidos por sus abogados.

Ministeriales que filtraron información también libres

Los primeros en ser liberados de este caso fueron los agentes ministeriales Javier “N” y José Felipe “N”, quienes a través la defensa legal de los abogados José Luis Ramírez Téllez y Nicolás Machorro Contreras, lograron ganar sus respectivos amparos.

A ambos se les acusaba de filtrar información oficial al dueño de la empresa Gallística del Noreste, con la finalidad de perpetrar su venganza personal en contra de Marco Antonio Cuautle, Román Limón Gómez, Pedro Negrete Orea, Luis Ángel Flores Gutiérrez, Rogelio Rivera Osorio y Bryan Gerardo Torres Sandoval, secuestrados entre el 19 de octubre y el 27 de noviembre del 2015.

Sin embargo nunca se logró comprobar dicha acusación, por lo que no se acreditaron motivos para mantenerlos presos y el 23 de abril del presente año abandonaron el Cereso de San Miguel.

Con información de e-consulta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí