Compartir

Los cuerpos hallados el pasado jueves en fosas clandestinas del Estado de Veracruz fueron identificados y pertenecen a tres jóvenes que estaban desaparecidas desde mayo, cuando viajaban rumbo a Puebla para ser empleadas presuntamente como edecanes.

Estos restos han sido los primeros en ser exhumados de una serie de fosas clandestinas halladas en las faldas del cerro de Matlalapa, en la localidad de Huacapan, perteneciente al municipio de Santa Ana Atzacan, en Veracruz.

Según medios locales, tras 72 horas de trabajo forense los restos fueron identificados como Nancy R., Anahí G., y Alma Kristell R., de 26, 19 y 17 años de edad, quienes eran originarias de Amatlán de Los Reyes y Córdoba, Veracruz.

Las tres jóvenes contaban con reporte de desaparición desde el pasado 1 de mayo, cuando sus familiares tuvieron contacto por última vez con ellas cuando supieron que se encontraban en la localidad de Huacapan, para visitar el centro comercial Plaza Valle.

Las víctimas viajaban juntas, pues de acuerdo con testimonios de sus familiares, las tres tenían una oferta para trabajar como edecanes en Puebla, sin especificar el municipio, según documentaron medios locales.

La capital poblana se ubica a más de 120 kilómetros del lugar del hallazgo y el primer municipio poblano cercano es Atzitzintla, zona donde está identificada la operación del crimen organizado a través del grupo de Los Zetas.

En la zona donde estas jóvenes fueron halladas se encuentra trabajando la Fiscalía General de Veracruz, la Procuraduría General de la República, autoridades de Orizaba y peritos de otras unidades que este lunes reanudaron los trabajos de exploración ante la existencia de más fosas clandestinas, aunque no se ha revelado si se han hallado más restos óseos, cuerpos u otros indicios.

Con información de e-consulta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí